DUE DILIGENCE

La práctica internacional en el diseño de fusiones y adquisiciones de empresas, receptada por los usos y costumbres mercantiles de nuestro mercado, durante los últimos 30 años, ha reconocido la trascendencia de una tarea de debida diligencia o due diligence, como una herramienta a ser utilizada por el potencial adquirente del control accionario de una compañía, para que como resultado de su instrumentación, pueda acceder a la mayor cantidad de información posible sobre su situación jurídica y patrimonial, incluyendo el estado de sus negocios, principales activos, contingencias y pasivos, posibilitándole, de ese modo, la adopción de una decisión clave consistente en celebrar o, en su caso, desistir, de su concertación y, en caso afirmativo, bajo cuáles previsiones contractuales.
La ley de responsabilidad Penal de la Persona Jurídica (27.401) establece el principio de responsabilidad sucesiva, el que significa que, en los casos de transformación, fusión, absorción, escisión o cualquier modificación societaria, la responsabilidad es transmitida a la persona jurídica resultante o absorbente.
En CCW Legal Compliance, realizamos aquellas labores de debida diligencia o due dilligence, en pos de detectar de manera preventiva la participación de la compañía target en delitos (pago de sobornos), irregularidades o vulnerabilidades, según el caso, en violación a la normativa local o extranjera que le resultare aplicable.